Skip to main content

La utilidad del Instapak en las cajas de cartón

Desde que las cajas de cartón se inventaron su función ha sido siempre la misma, proteger su contenido sea este productos alimenticios, equipos electrónicos o sustancias delicadas, en todos los casos la meta es la misma, que su precioso contenido llegue intacto a su destino.

Para lograr esto se han ideado elementos adicionales que se colocan en el interior de la caja para mantener el contenido intacto como las esquineras de cartón, los divisores, todos con el fin de que el producto no se mueva al interior de la caja y de mantener la estabilidad de la misma.

Como mencionamos en un artículo anterior los divisores son útiles cuando hay varios objetos en la caja, sin embargo cuando solo hay un objeto los divisores no son para nada una opción, por ello se ha ideado otro método para no solo, proteger, sino también mantener estable el contenido. Hablamos pues de unas piezas de un material llamado Instapak.

Estas piezas tienen por misión proteger al producto como ya dijimos antes, pero, tienen la virtud de que se hacen con la forma del contorno del objeto de manera tal que se transforman en una especie de coraza que evita que el producto se mueva y a la vez lo protege, el Instapak está fabricado de espuma para cumplir su función protectora y además no dañar en sí mismo el objeto u objetos contenidos en las cajas de cartón.

Así que como vemos, la forma en que las cajas de cartón llevan los productos ha cambiado considerablemente desde sus inicios a lo que son ahora con varias líneas de protección desde la caja misma, pasando por los divisores, por los esquineros y ahora con el instapak, cada día más vemos cómo los fabricantes se preocupan porque el producto llegue a su destino en perfecto estado.