Skip to main content

Exhibidores POP: Multiples productos, multiples formas de vender

Estamos claros que los exhibidores POP (Point of Sale, Punto de Venta) tienen por misión primigenia poner el producto en las manos del cliente y lograr que este se venda. Su forma, colores y diseño son ideales para tiendas de auto-servicio, supermercados y tiendas de barrio.

Pero también tienen otra misión, y es que en su mayor parte este tipo de exhibidores puede tener sobre sí varios tipos diferentes de productos, sean del mismo tipo (pastelitos, galletas) o bien paquetes de diferentes tamaños de baterías, de forma que queden ordenados y a la mano del consumidor.

Sin embargo existe un diseño que permite colocar una parte inferior (una base) no a nivel de piso pero si a bajo nivel de forma que se pueda colocar productos que, por su peso, no puedan ir colgados pues podrían poner en riesgo el balance de la estructura.

Este tipo de diseño ofrece la ventaja de que una marca que ofrezca productos de diferentes tamaños y/o pesos puede aprovechar el exhibidor y así tener todos sus productos a la vista del consumidor.

Tomemos como ejemplo un exhibidor de productos escolares, colgados podemos poner empaques con plumas, lápices, marcadores, y borradores. Mientras que en las partes más bajas podemos poner cuadernos, carpetas, y más abajo aún, botellas de pegamento y pinturas, proveído de que sean de la misma marca (lo cual es muy común).

En resumen, los exhibidores POP son muy útiles para poder promover productos variados sea en época específica (navidad, de vuelta a clases, etc.) o bien para promocionar un nuevo producto o una nueva marca.