Skip to main content

Cajas de cartón y bolsas de aire, ¿porqué son la combinación perfecta?

Hemos hablado frecuentemente de las cajas de cartón y de su utilidad para movilizar productos de todo tipo alrededor del mundo, sea por medio de couriers o correo convencional, sin embargo pocas veces nos hemos puesto a pensar en ciertos elementos que permiten que el contenido de la caja arribe sin problemas a su destino.

Hablamos hoy de las bolsas de aire que permiten poder asegurar el contenido para que no se mueva en el camino y además mantenerlo lejos de los costados de la caja de forma que si hay algún golpe durante el transporte, el contenido no se verá comprometido. Este tipo de empaque se utiliza mucho para envíos de elementos como discos compactos, videojuegos, discos de vinilo entre otros, esto debido a la fragilidad de los mismos y que causa que deban protegerse con mucho cuidado.

No, no queremos decir que quienes manejan correo o envíos no sean cuidadosos, pero siendo sinceros, en un transporte que lleva muchos envíos, sea un camión por tierra o un avión por aire, tratar de que cada caja llegue indemne a su destino es algo materialmente imposible, por eso es necesario proteger los contenidos para prevenir que se dañen.

Además hay otra razón por la que se usan bolsas de aire, y esta razón es que son de bajo costo lo que reduce los costos de envío, además las bolsas de aire para paquetes llegan en láminas que se pueden ir cortando según lo que se vaya a empacar permitiendo que el objeto u objetos queden envueltos en ellas y así queden protegidos, además, el plástico es más amigable con el ambiente que el duroport y también más sencillo de reciclar (o bien usarla de nuevo si necesitamos mandar algo) por lo que es una situación de mutuo beneficio, tanto para quien envía como para quien recibe.

Así que ya lo sabes, las bolsas de aire hechas de plástico son la mejor y más económica opción cuando se trata de proteger los contenidos de una caja de cartón para que lleguen sin problemas a su destino.