Skip to main content

ARI la fragancia con la caja de fantasia, un ejemplo de cajas de cartón

Sin duda alguna las cajas de cartón son indispensables para que muchos productos no solo sean transportados de la fábrica al punto de venta, también pueden llegar a tener un rol preponderante en el proceso mismo de venta convirtiéndose no solo en transporte y custodia sino también en compañía importante del producto.

En el caso de las fragancias las cajas son un elemento crítico y se convierten en parte del producto llamando la atención con sus colores y diseños convirtiéndose en un elemento de colección al igual que la fragancia que contiene.

Hoy comentaremos precisamente sobre ARI, la fragancia que presentara el pasado mes la joven cantante Ariana Grande, dicha fragancia además de tener un frasco con un muy estilizado diseño, se presenta en una caja cúbica que entre otros elementos presenta fotografías de la juvenil cantante además de su nombre y el nombre de la fragancia en letras resaltadas y en un hermoso y femenino color rosa.

Esta caja de cartón se ha convertido en un elemento de colección (tal como mencionamos antes) y que llama la atención por sí mismo destacando tanto como el producto que contiene. Y este es precisamente el detalle, muchas veces la caja que contiene un producto se puede fabricar de forma que sus detalles, decorado y otros elementos sean tan importantes como el producto que contiene y que protege.

Y esto con la finalidad de que el comprador no deseche la caja sino que la conserve como un elemento decorativo y le dé otro uso como por ejemplo guardar lápices, botones u otro tipo de elementos.