Skip to main content

El render en el futuro

El render ha suscitado el interés en diferentes áreas de la industria, de la fotografía, arquitectura, diseño gráfico, computación, fotografía entro otros, y no cabe duda que revolucionó y facilitó el proceso de impresión, creando un mayor impacto en el espectador optimizando las estrategias de mercadotecnia; sin embargo, el render sigue mejorando en calidad de imagen, velocidad y en la creación de realidades virtuales, a través de novedosos programas computacionales que resaltan y componen detalles al gusto del cliente, junto con los render en 3D, que son la apuesta para el futuro de esta herramienta.

El nivel de detalle, calidad y definición del render ha experimentado un salto considerable, gracias a la facilidad de obtención de tecnología y conocimientos necesarios para conseguir imágenes de alto impacto, ya no hace falta conseguir un equipo informático fuera de lo común; por ejemplo, los renderizadores V-Ray (es un motor de renderización que usa técnicas avanzadas, como algoritmos de Iluminación Global, mapas de irradiación y fuerza bruta) o el Futuro Corona (a pesar de estar en fase Alpha promete excelentes resultados en calidad de imagen), ya generan interés en quienes los prueban; se busca que los renderse del futuro realicen cálculos con mayor velocidad y precisión , consiguiendo imágenes con la calidad suficiente para dar ideas más realistas.

Los beneficios del render han atraído el interés de muchas empresas que publicitan directamente sus productos en 3D, ya sean muebles, casas, productos de vidrio, plástico o cartón, por lo que buscan mostrar el producto en el programa gracias a tours virtuales, o vistas en 360º y animaciones en 3D, abriendo paso al render del futuro.

El futuro del render se vaticina en las impresoras 3D, pues el hecho de modelar en este formato antes de imprimirlo supone un regreso a las maquetas para conseguir resultados que podamos tocar; también el software destinado a la creación de desarrollo de videojuegos está obteniendo un alto nivel de definición y su principal aportación al render es la realización de videos, animaciones o recorridos virtuales en menor tiempo que con la renderización convencional; otra ventaja es que el modelo se puede mostrar directamente a los clientes, además de manipular la imagen libremente con calidad hiperrealista, en la que se puede dar a conocer, recorrer y tener parte activa  en el diseño del producto. Sin embargo, la apuesta por el futuro del render  implica considerar que estos programas requieren conocimientos de diseño gráfico, fotografía, computación y programación, puesto que el modelado es más complejo, (muchas veces se tiene que recurrir a un programa externo de modelado y cubrir los costos en personal y tiempo que requiere).

En conclusión, el futuro del render se vislumbra en programas computacionales sofisticados que mejoren la calidad de la imagen, haciéndola más realista, configurando técnicas de fotografía y diseño gráfico para lograrlo; también el tipo de impresión en 3D apuesta por ser innovador, pues el proyecto en pantalla así lo exigirá; por su parte, los tiempos reales en el render atraen cada vez más a las empresas para optimizar las campañas publicitarias.