Skip to main content

Exhibidores de Cartón: Cuidado con lo que pones en ellos

Continuando con el tema de los exhibidores de cartón hoy traemos un título muy interesante y a la vez curioso. Y es que aunque no lo parezca si debemos ser muy cuidadosos con lo que ponemos en los exhibidores de cartón. Esto suena raro si tomamos en cuenta que el exhibidor se diseñó para mostrar nuestros productos no? Si. Nada más alejado de la realidad, pero esto trae a su vez un enorme PERO.

Y ese PERO es que, aunque se diseñaron para mostrar productos (de ahí su nombre: EXHIBIDORES) pero los que corresponden a cada área del exhibidor, esto qué quiere decirnos, que durante el diseño del exhibidor se tomó en cuenta los productos que van en cada parte y la resistencia al peso se hizo en base a dicho análisis.

Si cambiamos de producto pueden darse dos escenarios: que pongamos productos que pesen menos de aquellos para los que se diseñó el exhibidor y no pasará nada o el pero escenario, colocamos productos más pesados de lo que el exhibidor fue diseñado para soportar y este no soportará el peso y se derrumbará dañando los productos y causando una innecesaria conmoción.

Por eso al momento de que se entrega el exhibidor se debe también entregar un plano de distribución donde esté especificado claramente que producto va en que parte del exhibidor para evitar esta clase de problemas y este plano de distribución debe seguirse al pie de la letra por quienes tengan a su cargo el armado y montaje del mismo.

Otra estrategia muy socorrida es que se envíe el exhibidor con todo y producto desde la fábrica y lógicamente ya completamente armado.  Por eso es que cuando ordenemos exhibidores de cartón debemos hablar con nuestro fabricante para que nos provea el plano de distribución o bien optar por el envío armado.